Publicado: 2 de Febrero de 2018

1. Definición Mercancías destinadas al consumo humano o animal.

 2. Reglamentación El ATP o Acuerdo Nacional e Internacional de Mercancías Perecederas.

 3. Documentación

– Permiso circulación y ficha técnica.

– Certificado de autorización especial para los vehículos que transportan alguna mercancía perecedera.

 – Distintivos a cada lado del lugar de carga, en el ángulo superior más cercano a la cabina, conteniendo las siglas del tipo de vehículo y fecha de la próxima revisión que tenga que pasar.

4. Requisitos técnicos de los vehículos

 Además de cumplir con las condiciones técnicas establecidas para todo vehículo, deberán estar homologados según prescripciones del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, que dicta las normas de homologación y de acondicionamiento térmico de los vehículos destinados al transporte de mercancías perecederas, una vez que han superado con éxito el ensayo en una estación destinada a este fin.

El control de conformidad de los vehículos será cada seis años. Por tanto deberán pasar una inspección técnica ordinaria, y otra según normas de homologación, ensayo e inspección de estos vehículos exclusivamente. Si el vehículo obtiene un resultado desfavorable tras el examen general de su caja, deberá superar con éxito un ensayo en una estación destinada a este fin. Las paredes, suelos y techo interiores deben ser lisos y continuos, sin ángulos ni grietas para evitar la acumulación de agentes patógenos. La estructura y composición de materiales de construcción deberán permitir una limpieza completa, resistentes a corrosión, impermeables e imputrescibles, incapaces de alterar los productos o comunicarles propiedades nocivas. Los dispositivos de cierre de los vehículos y ventilación deben permitir el transporte sin que se deposite en ellos suciedad o contaminación.

 La esfera o elemento de lectura del dispositivo de medida y registro de la temperatura del interior de la caja debe ir montado en lugar fácilmente visible. Las cisternas dedicadas a esta clase de transporte pueden tener uno o varios compartimentos con una boca de hombre y una de vaciado por cada una de ellos

5. Tipos de vehículos

– Isotermo: las paredes, puertas, techo y suelo son aislantes. Pueden ser:

* IN: isotermo normal.

* IR: isotermo reforzado. Se podrán utilizar cuando la duración del transporte sea limitada, temperatura ambiente próxima a la exigida para el transporte, y la temperatura del producto en el momento de la carga sea igual o inferior a la del ambiente. Al coeficiente normal de transmisión térmica se le denomina “K”.

– Frigorífico: las paredes, puertas, techo y suelo del vehículo son aislantes y disponen de un dispositivo mecánico de frío o de absorción de calor. Se entiende por vehículo frigorífico de pared gruesa aquel en el que cada pared lateral tenga un espesor de 45 milímetros como mínimo incluido el aislamiento. Es el tipo adecuado para el transporte de carne, y si fuera congelada sería de la clase “F”, debiendo mantener una temperatura interior durante el transporte menor o igual a –20º centígrados.

* FNA: frigorífico normal de la clase A

. * FND: frigorífico normal de la clase D.

* FRA: frigorífico reforzado de la clase A.

* FRB: frigorífico reforzado de la clase B. 

* FRE: frigorífico reforzado de la clase E.

* FRF: frigorífico reforzado de la clase F.

– Refrigerantes: las paredes aislantes, disponen de una fuente de frío distinta a un equipo mecánico, conteniendo en su interior hielo hídrico, carbónico, o placas eutécticas o gases licuados de refrigeración. Pueden disponer de uno o varios compartimentos reservados al agente frigorífico que deberán poder ser cargados o recargados desde el exterior, y deberán tener una capacidad conforme a lo dispuesto en las normas de homologación. Las siglas “RR” significan refrigerante reforzado, y pueden ser:

* RRA: baja la temperatura en el interior de la caja vacía, y la mantiene durante el transporte en el interior hasta 7º centígrados, para una temperatura exterior media de 30 ºC.

 * RRB: refrigerante reforzado de la clase B. * RRC: refrigerante reforzado de la clase C.

– Caloríficos: isotermo con producción de calor que eleva la temperatura en el interior de la caja vacía y la mantiene a +12 ºC durante +12 horas, como lo hace el calorífico normal de la clase A (CNA).

* CRA: calorífico reforzado de la clase “A”, para ser utilizado cuando la temperatura media exterior de la caja es de -10 ºC.

 * CRB: calorífico reforzado de la clase “B” cuando la temperatura media exterior de la caja es de – 20º C. Estos vehículos deberán estar provistos de forma permanente de una placa de identificación de al menos 160 x 100 milímetros que contenga como mínimo: Contraseña tipo, fabricante, número de construcción, fecha de construcción, fecha de inspección inicial y marca del Organismo de Control. Cuando el vehículo este dotado de un dispositivo térmico móvil o no autónomo, deberá llevar en su marca de identificación “x”.

 Los frigoríficos de pared gruesa son los que tienen unas paredes laterales de un espesor de 45 milímetros incluido el aislamiento.

 6. Condiciones de transporte

 Las mercancías se apilarán en el interior de forma que asegure la circulación del aire. Los alimentos incompatibles no se podrán transportar juntos, salvo en vehículos compartimentados. En la caja cargada no se deberá transportar, personas o animales. Los congelados se transportarán a temperatura inferior o igual a -12 ºC y recomendable a –18 ºC. La duración del transporte será el tiempo transcurrido entre la finalización de la carga y el inicio de la descarga. Se considerará transporte para la autoventa y reparto, aquel que se realiza con vehículos que: – Sistemáticamente regresan a su base de origen en un plazo máximo de 24 horas.

– No superan las 8 toneladas de masa máxima autorizada. – Su recorrido será como máximo de 200 kilómetros.

 7. Carga y descarga

 El régimen de refrigeración o congelación de los distintos productos se realizará en función de la temperatura máxima establecida por las normas de transporte para cada producto. La caja debe estar limpia, y en caso necesario desinfectada y desodorizada antes de proceder a la carga. Los detergentes, desinfectantes y plaguicidas que se utilicen deben estar autorizados y aplicarse en las dosis y condiciones que establezcan las normas. La limpieza deberá efectuarse por personal idóneo, con procedimientos adecuados. La apertura del lugar de carga en los frigoríficos se realizara lo más rápidamente posible para evitar elevaciones de temperatura. El agua empleada para la limpieza de cisternas y cajas deberá ser potable. La caja del vehículo debe estar libre de cualquier tipo de instalación o accesorio, salvo que esté relacionado con el sistema de producción de frío o calor.

Libro:

Manual para la obtención del Certificado de Capacitación Profesional de Transporte de Mercancías por Carretera : colección – Temarios generales –  7 Edición 2012 

Autor:

 MAD ; La editorial del opositor